Jump to content
Sign in to follow this  
Blade Runner

El Caso The Stone Roses

Recommended Posts

La historia es muy conocida: The Stone Roses nacieron en 1987, liderados por la dupla Ian Brown, un cantante lleno de arrogancia juvenil, y John Squire, un talentoso guitarrista, bien secundados por la precisión del bajista Gary Mounfield "Mani" y los ritmos de Alan Wren "Reni" en las baquetas.

The Stone Roses tenían los ingredientes necesarios para ser la banda más importante de Inglaterra: aparte de las capacidades de sus integrantes, tendieron los puentes entre el rock y la música de baile, una mezcla impresionante que se podía apreciar en los singles de su primer disco homónimo, donde brillaban todos los temas, desde el atmosférico I wanna be adored, el saltarín Elephant Stone, los ritmos de She bangs the drums o Waterfall, hasta llegar a los temas más de música de baile como I am The resurrection, This is The one y el emblemático Fools Gold.

Pero tanta fama te puede hacer mal y The Stone Roses no supo o no pudo soportar el estrellato incipiente. Las luchas entre Brown y Squire se agigantaron y a pesar del brutal éxito de su primer álbum, y en medio de enconadas trifulcas, Second Coming, el segundo disco de la banda, recién salió por plancha en 1994, año por ejemplo, del debut de Oasis. El disco no llegaba ni a los talones de grandeza del primero, pero sin ser horrible, recibió salivazos de todas partes. Alan Wren la vio venir y se fue a su casa, Gary Mounfield viajó a Escocia a sumarse a las filas de Primal Scream, Ian Brown comenzó una interesante carrera solista y John Squire dejó claro quién era el principal creador del sonido de The Stone Roses al frente de su nueva banda, los vulgares The Seahorses, grupo que no merece ni un comentario. Para todos los fines, The Stone Roses habían desaparecido y sin la mas mínima posibilidad de unión.

Pero tal como ocurre en estos casos, nadie habló de la letra chica del contrato.

El hecho es que, excusas más y excusas menos, The Stone Roses se reunió inesperadamente hace uno o dos años atrás. Las disculpas fueron publicas, aduciendo la juventud y falta de madurez de sus integrantes, lo cual fue suficiente para que volvieran también Mani y Reni a completar la formación de la banda. Comenzó la gira del reencuentro, obviamente que motivada por el vil metálico, y motivos habían varios para ir a verlos, partiendo por su antigua hinchada ( me sumo ) quienes queríamos ver y escuchar los antiguos himnos en directo, la curiosidad de la nueva generación de ver a uno de los grandes enigmas de comienzos de los 90 y un largo etc.

Lo patético del tema es que sin música nueva que defender pronto The Stone Roses se quedaron sin tanto material que tocar. Más encima, a su corto repertorio, le sumamos el hecho de que el directo nunca fue el punto fuerte de The Stone Roses. Salió editado un DVD llamado Made of Stone acerca del reencuentro de la banda...y punto. Sin manera de reflotar su antigua gloria, The Stone Roses anunció el final señalando a la falta de éxito de sus conciertos y al desinterés de la gente dicha medida. Reni volvió a su casa, Maní a Escocia y Brown y Squire a sus proyectos musicales.

Una lata lo sucedido con The Stone Roses ya que soy fan acérrimo de la banda desde 1990. Pero no puedo evitar pensar cuantas bandas geniales como The Stone Roses, Suede sin ir más lejos, atraviesan el mismo destino, las peleas internas, drogas duras, etc. Y se dan cuenta que su momento ya pasó, que nada es para siempre, todo es para nunca, y de la cruel y descarnada manera como la que se enteraron en The Stone Roses. Brown, y principalmente Squire.. Porque tuvieron que ponerse tan hueones???

Share this post


Link to post
Share on other sites

Lo que fue , nunca será , quizás las bandas hefimeras tienen ese caldo de cultivo para sus cocteles sonicos musicales , no se.

Share this post


Link to post
Share on other sites

La sorpresa era grande para los incondicionales que jurabamos que la banda no sacaría nada nuevo o bueno nunca más.

Pero el hecho es que, ante la vista de material nuevo para defender, The Stone Roses la hizo y este adelanto despeja dudas.

Lo bueno? Siguen sonando bien, quizás no como en aquella época dorada, pero son dignos y convencen.

Lo malo? The Stone Roses eran, son y serán una banda emblema de Madchester, la escena mancuniana de fines de los 80 y comienzos de los 90. Fueron la guinda de la torta entre la candidez de James, las locuras de Inspiral Carpets, las drogas plásticas de Happy Mondays y las promesas poco cumplidas de The Charlatans. Sin ese entorno, su propuesta y su revival pierde fuerza. The Hacienda ya no existe, nada más que agregar. Y están muertos el super manager Rob Gretton, el genio productor Martin Hannett y la cabeza que ensambló todo, el eterno Tony Wilson.

 

 

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×